Cómo detener la extinción de los insectos

Los insectos son una de las formas de vida más antiguas de este planeta. Antes de que los dinosaurios caminaran por la Tierra, los insectos ya estaban allí. Algunas estimaciones datan sus orígenes hace 400 millones de años. También son extremadamente exitosos. De los 7-8 millones de especies que habitan la Tierra, se estima que tres cuartas partes son insectos.
Sin embargo, varias especies de insectos podrían desaparecer en las próximas décadas y eso tendría graves consecuencias para el ser humano.
Insectos como las abejas, las mariposas e incluso ciertas especies de escarabajos y hormigas polinizan casualmente nuestros cultivos mientras recolectan polen rico en proteínas y néctar azucarado, asegurando así que tengamos suficiente para comer.
DW habló con Josef Settele, profesor y entomólogo del Centro Helmholtz de Investigaciones Ambientales (UFZ, por sus siglas en inglés) en la ciudad de Halle, en Alemania oriental, sobre si debemos preocuparnos por nuestros alimentos en el futuro y cómo podrían intervenir la política y la economía para detener el declive de insectos.

En mayo de 2019 se publicó el Informe de Evaluación sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos por la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de las NN.UU. (IPBES, por sus siglas en inglés) sobre el estado de la naturaleza en nuestro planeta. Settele colaboró en la elaboración del informe, que concluye que alrededor de un millón de especies animales y vegetales estarán amenazadas de extinción en las próximas décadas.
Los insectos se verán especialmente afectados. Los científicos estiman que alrededor del 10 por ciento de todas las especies de insectos desaparecerán, según cálculos conservadores.
DW: El informe concluye que en algunas regiones del mundo el 40 por ciento de los insectos polinizadores salvajes, en particular, las especies de abejas silvestres, ya están en peligro de extinción. ¿Por qué no ponemos colmenas por todas partes?
Josef Settele: Eso solo ayudaría hasta cierto punto. Los parientes silvestres de la abeja melífera doméstica no viven bajo el cuidado del ser humano. Y la abeja melífera solo poliniza un cierto porcentaje de nuestros cultivos. Las manzanas, por ejemplo, solo son polinizadas por una pequeña parte de las abejas domésticas. En este sentido, aquí son más importantes los polinizadores silvestres como los sírfidos, los abejorros y otros insectos como las mariposas.
¿Así que mi cosecha de manzanas podría ser menos abundante si la abeja melífera es la única especie disponible para polinizarla?
Así es, pero lo más importante es que algunas plantas no pueden ser polinizadas por las abejas melíferas. Las habas, por ejemplo, son polinizadas habitualmente por abejorros. La abeja melífera no tiene mucho que hacer aquí.
La flor ancha del haba está cerrada y el abejorro puede penetrar fácilmente con su ancho cuerpo. Otro ejemplo es la alfalfa, un importante cultivo forrajero que depende del abejorro. La abeja doméstica simplemente no puede introducirse bien en la flor.

Qué tendría que hacer la comunidad mundial si todos los insectos polinizadores desaparecieran de repente y nuestros cultivos alimentarios tuvieran que ser polinizados a mano?
Hemos estimado que la polinización global, por insectos y otros animales, siendo conservadores, cuesta por lo menos 235 mil millones de dólares al año. Y habría que gastar mucho más para imitar la polinización de los animales. En el caso de los pinceles, por ejemplo, los rendimientos son siempre insignificantes en comparación con la polinización natural.
La otra pregunta es, ¿en qué parte del mundo lo estoy haciendo? Si estoy en un país donde los costes laborales son bajos, podría proporcionar algún tipo de alternativa. Pero no tendría sentido intentarlo en Alemania, por ejemplo. Con nuestros costes de mano de obra, la manzana sería diez veces más cara.
En vista de estas perspectivas, cabría pensar que la política y las empresas tendrían un gran interés en detener la pérdida de especies. ¿Qué líneas de acción existen para los responsables de la formulación de políticas? ¿Qué forma tomaría una política favorable a los polinizadores?
Muchos factores contribuyen a la desaparición de insectos, pero muchos de ellos están relacionados con nuestro uso de la tierra. Es necesario fomentar un uso más sostenible de nuestra tierra. Esto podría lograrse, por ejemplo, mediante una mayor diversidad de hábitats y la reducción de plaguicidas, en particular de insecticidas. (Nota del editor: los insecticidas se emplean para matar insectos que dañan cultivos y plantas.)
Necesitamos una política que promueva en gran medida la producción de productos sostenibles. Es decir, alimentos que requieran menos pesticidas y sean más eficientes energéticamente. Eso significa incluir más vegetales en nuestra dieta y menos productos de origen animal.

Yo no soy vegetariano, pero la fuerte preferencia en Europa y Norteamérica por el consumo de carne, tiene que cambiar. Nuestro alto consumo de carne eleva la demanda de soja, que se utiliza como alimento para el ganado. Al importar soja de Sudamérica, estamos contribuyendo a la extinción de especies. A menudo, los bosques y las áreas que antes contenían ecosistemas ricos en especies se convierten en plantaciones. Se trata de graves cambios en los que se pierden hábitats.
Pero, ¿las grandes plantaciones de monocultivos en flor no son buenas para los polinizadores salvajes?
Los polinizadores no solo necesitan alimento, sino también un hábitat de anidación. Las abejas silvestres solitarias ponen sus huevos en cavidades en el suelo o en tallos huecos, como los que imitan los hoteles de insectos. Se trata de una especie de simulación de los hogares que existen en la naturaleza donde pueden poner sus huevos.
¿Qué puedo hacer como individuo?
Ser consciente del impacto de lo que consumimos es un buen comienzo, aunque a menudo difícil de llevar a cabo. Siempre es una buena idea asegurarse de que haya una variedad de flores en la puerta de casa. Incluso el simple hecho de estar en contacto con la naturaleza es bueno.
Entonces, ¿simplemente salir a la naturaleza?
¡Eso es! A la naturaleza. Y traer la naturaleza a tu propia puerta.
Kerstin Palme condujo la entrevista, que ha sido acortada y editada para mayor claridad.

About The Author

Related posts

WhatsApp chat