6 señales de que estás comiendo demasiado azúcar

Para todo hay cosas positivas y negativas, pero el azúcar añadido es uno de los pocos alimentos que tiene más desventajas que ventajas. Ingerir demasiado azúcar causa muchos problemas de salud, incluyendo aumento de peso, obesidad, presión arterial alta, enfermedades del corazón, enfermedades del hígado, diabetes tipo 2 y caries. Sin embargo, es difícil saber exactamente cuándo comes demasiado azúcar. Existen algunas pautas: la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, recomienda una ingesta de menos de 50 gramos de azúcar en adultos como media. Sin embargo, estas pautas son muy generales y no se adaptan a tu estilo de vida y la estructura de tu cuerpo. Por suerte, tu cuerpo te dará señales si comes demasiado azúcar.

1. Tienes la boca seca y sed constantemente

Suena extraño, pero tener la boca seca y sed puede ser la respuesta del organismo a comer demasiado azúcar. Esto se debe a que tu cuerpo saca el agua de las células y la lleva a tu torrente sanguíneo para compensar el repentino pico de azúcar. A la vez, tus células enviarán una señal al cerebro de que necesitan agua, lo que hará que tengas sed.

2. Piel dañada
Si sufres de la piel, es posible que tengas que replantear tu dieta. Consumir demasiados dulces y otros productos azucarados puede ser perjudicial para tu piel. Puede incrementar la aparición de inflamación de la piel, así como de manchas y erupciones.
Además, tu piel envejecerá más rápido si comes demasiado azúcar. Obviamente, las arrugas aparecerán algún día, pero el azúcar daña el colágeno y la elastina, importantes proteínas que ayudan a tonificar la piel y a mantener un aspecto joven.

3. Presión arterial alta
Las dietas con alto contenido en azúcares pueden tener consecuencias bastante graves. Se ha demostrado que aumentan el riesgo de contraer cáncer y enfermedades del corazón, que son la principal causa de muerte en el mundo.
Uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardíacas es la presión arterial alta. Estás en la zona segura si tu presión arterial es de 120/80 o menor. Normalmente, si ingieres demasiado azúcar, tu presión arterial será ligeramente superior.

4. Te sientes hinchado constantemente
Hay algunas bacterias menos deseables que producen gases cuando se procesan alimentos sin digerir en el colon. A estas bacterias normalmente les encanta comer azúcares, mientras que las bifidobacterias aman comer verduras.
Se cree que estas bifidobacterias no producen gases. Por lo tanto, comer demasiado azúcar puede conducir a una sobreproducción de gas, que a su vez puede causar dolor después de comer, flatulencia y una incómoda distensión.

5. Aumentas de peso sin razón
El índice de obesidad está aumentando en todo el mundo y los azúcares añadidos son considerados como uno de los culpables. Ahora bien, hay veces que el azúcar no es malo para tu cuerpo. Si realmente necesitas energía, como cuando estás haciendo deporte, el azúcar es el suministro perfecto.
Sin embargo, cuando no se usa como energía inmediatamente, se almacena en el cuerpo en forma de excesos en el hígado o en los músculos o en forma de grasa alrededor de la cintura. El azúcar provoca también la liberación de insulina, que es una hormona asociada a la diabetes y al aumento de peso.

6. Tienes dolores articulares

Si estas experimentando dolor en las articulaciones, tu cuerpo puede estar diciéndote que te despidas de los dulces por un tiempo. Se ha demostrado en varios estudios que un aumento en el consumo de azúcar puede aumentar el riesgo de desarrollar artritis reumatoide.
Además, el elevado consumo de azúcar se ha vinculado con las inflamaciones, por lo que el dolor en las articulaciones también puede ser causado por una inflamación que a su vez fue causada por el exceso de azúcar. Siempre puedes pedir cita con un quiropráctico o un fisioterapeuta, pero si tu ingesta de azúcar es alta, podría ser mejor que dejes de tomar dulces.

About The Author

Related posts

WhatsApp chat