Plásticos solubles: un invento chileno promete ser la solución de nuestros problemas

Desde hace muchos años, organizaciones internacionales y ambientalistas luchan por reducir al máximo la producción y distribución de bolsas de plástico, debido a que son completamente nocivas para el medio ambiente. Solo una bolsa tarda entre 150 y 1000 años en desintegrarse.

Con el objetivo de encontrar una alternativa a este panorama, los ingenieros chilenos Roberto Astete y Cristian Olivares, de la empresa SoluBag, confeccionaron unas bolsas de plástico que se disuelven en agua y que no contaminan el medio ambiente.

Estas bolsas biodegradables se realizan a través de una fórmula química de PVA (alcohol de polivinilio soluble en agua) que permite sustituir los derivados del petroleo del plástico común y no contaminar el medio ambiente.

Astete y Olivares también realizaron en los últimos días una demostración en Santiago de Chile ante la prensa para evidenciar la eficacia de la bolsa y explicar que el agua que queda cuando el material se disuelve es carbono y que no produce ningún efecto en el cuerpo humano.

Además, tal como publica el diario chileno El Mostrador, una buena noticia es que la fórmula encontrada permite hacer cualquier otro material plástico como cubiertos, platos y envases.

Se espera que este nuevo producto comience a comercializarse a partir de octubre de 2018 en Chile, pero aguardemos que rápidamente se extienda hacia el resto del mundo, ya que el cuidado del medio ambiente es una tarea que incluye a todos los países.

En un video publicado por Solubag, los responsables demuestran que, para deshacerse de la bolsa, solo basta con sumergirla en un recipiente con agua, revolver y al cabo de pocos minutos desaparece. ¡Míralo!

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *