PROYECTO “TRIPLE HÉLICE”

Un total de 18 iniciativas de innovación tecnológica y/o social en las comunas de Antofagasta, Tocopilla, Taltal, Calama y San Pedro de Atacama trabajan en este modelo de colaboración para la innovación que busca establecer trabajos mancomunados y en red de distintos estamentos como la academia, gobierno, empresarios y/o emprendedores sociales y la comunidad, en búsqueda de proyectos exitosos para la Región de Antofagasta.

Promoción turística, rescate de espacios públicos y de patrimonio cultural e histórico de comunidades locales son algunos de las áreas abordadas por agrupaciones de la región que buscan aportar con propuestas de innovación bajo un modelo económico en red, que dinamiza las relaciones cooperativas entre universidades, empresas, sector público y comunidad, iniciativa conocida con el nombre de “Núcleos Triple- Cuádruple Hélice de Innovación”, impulsado por la Universidad Católica del Norte.

Este programa trabaja en base núcleos de innovación, que son iniciativas con un alto impacto social como “Turismo y Desarrollo Sustentable en Caleta Buena” en Tocopilla; “Yoga, Cultura y Medio Ambiente” en Taltal; “Ruta Ancestral de los Changos”,  “Rescate y promoción Turística del Borde Costero de Playa Llacolén” o “Turismo Sustentable por el Club Budeo” en Antofagasta. Mientras que en Calama se desarrollan iniciativas como “Consolidación de Ruta Turística en el Alto El Loa” y “Soluciones energéticas innovadoras para comunidades aisladas”.

Este modelo de trabajo busca contribuir al desarrollo de una cultura y capacidades de cooperación en red a nivel regional entre el sector público, privado, la academia y la comunidad y es una de las once iniciativas impulsadas por la Universidad Católica del Norte con apoyo del Fondo de Innovación para la Competitividad Región de Antofagasta, FIC–R,  del período 2013-2014.

Emilio Ricci, director del proyecto, señaló que actualmente se encuentra en la tercera etapa de trabajo, con miras a la consolidación de los denominados “núcleos de innovación”, detectados en distintas comunas de la Región como Taltal, Tocopilla, Antofagasta, Calama y San Pedro de Atacama.

A nivel regional  se desarrollan un total de 18 iniciativas enmarcadas en la innovación de ámbito social, en base a un proceso de diálogo y detección de intereses comunes, más factores como  un alto grado de factibilidad y sostenibilidad en el tiempo.

ETAPAS

La propuesta, que tiene una duración de doce meses, partió a inicios de 2014 con su primera etapa de difusión y sensibilización, tendiente a convocar a sus participantes a través de eventos públicos como seminarios y conferencias.

Luego, en una segunda fase, el trabajo apuntó a la realización de talleres de preparación y socialización de los grupos convocados, para luego pasar a la constitución de los núcleos de innovación con alto potencial de ser financiados o auspiciados por entidades públicas o privadas.

Tras la constitución de los distintos núcleos de innovación, el proyecto entró a su tercera y actual etapa, que consiste en la entrega de asesoría para la formulación e implementación de los proyectos seleccionados.

“Actualmente estamos en la tercera etapa que implica la consolidación de los núcleos y el acompañamiento respecto a los procesos en los cuales se espera que éstos puedan generar postulaciones a financiamientos de carácter regional, públicos o eventualmente privados. Para eso van a ser apoyados con especialistas según las diferentes áreas de las cuales se está  trabajando, como agronomía, turismo y medio ambiente, entre otros”, explicó el académico.

En tanto la cuarta etapa del proyecto contempla el intercambio de las mejores iniciativas, más la etapa de difusión de los distintos núcleos, que podría ser a través de un seminario, para pasar a la etapa de cierre, donde los participantes den a conocer su experiencia para aportar al desarrollo de una “cultura de colaboración sinérgica en red”, advirtió Ricci.

Cabe destacar que  los núcleos participantes responden a áreas de alto interés de desarrollo local, apuntando a la diversificación de sectores productivos con impacto social vinculados al turismo, rescate patrimonial, sistemas de cultivo y eficiencia energética, entre otros.

Un apuesta que, sin duda busca generar nuevos polos de trabajo y, a su vez, incentivar a que nuevos emprendedores a nivel local concreten y hagan factibles sus ideas de innovación en un trabajo conjunto y de constante diálogo entre universidades, las instituciones de gobierno y el sector privado.

About The Author

Related posts